Sus resultados de búsqueda

La mejor orientación para tu casa

by Cemar en 19 julio, 2018
La mejor orientación para tu casa
Comments:0

La orientación de una vivienda determina la exposición de la misma al sol y, por lo tanto, al calor y a la luz. Este factor puede suponer hasta un 60 % de ahorro en iluminación y climatización.

Antes de analizar los pros y contras de las diferentes opciones en cuanto a la orientación de una vivienda, debe tenerse en cuenta que el sol no siempre incide de la misma manera, porque en realidad lo que modifica la incidencia de la luz del sol es el movimiento de la Tierra, con respecto a este.

flower-2761980

Es indiscutible que el sol sale por el este y se pone por el oeste, pero su inclinación o altura varía en función de la época del año en la que nos encontremos. En verano, la incidencia del sol sobre la Tierra es prácticamente perpendicular a ésta y,  por eso, la temperatura y la luz solar son más intensas que en invierno. Por la misma razón, los rayos solares no llegan a la parte norte de la vivienda en invierno.

No obstante, todo ocurre de esta forma en el hemisferio norte, mientras que en el sur es justo al contrario. Puesto que nos encontramos en el hemisferio norte, tomaremos como referencia esta ubicación a la hora de considerar las ventajas e inconvenientes respecto a la orientación de nuestra vivienda.

  • Orientación Sur. En esta posición, la vivienda recibe directamente los rayos del sol hasta el mediodía en verano, y durante todo el día el resto del año. Es, por tanto, la orientación ideal para climas fríos, puesto que permite aprovechar al máximo las horas de luz y la radiación solar. Sin embargo, en climas cálidos tendremos que hacer uso de toldos y del aire acondicionado.
  • Orientación Oeste. Con esta orientación, los rayos solares inciden desde el mediodía hasta el atardecer. En consecuencia, calentarán la casa para cuando llegue la noche. Por esta razón, orientar la casa hacia el oeste puede considerarse una buena opción, en función de nuestras rutinas diarias, aunque en un clima caluroso puede suponer una excesivo consumo de aire acondicionado.
  • Orientación Norte. El sol no incide de manera directa sobre una vivienda situada hacia el norte, por lo que ésta solo recibe algo de radiación a primera y última hora del día, y únicamente en verano. Por este motivo, esta es una buena elección para locales, oficinas o despachos, ya que recibirán la luz del sol de forma uniforme durante todo el día.
  • Orientación Este. En una casa orientada hacia el este, los rayos del sol solamente alcanzan la vivienda de forma directa por las mañanas. Como consecuencia, la vivienda acumula calor por el día y lo libera por la tarde-noche, lo que supone una buena alternativa en zonas geográficas calurosas.
Share

Deje un mensaje

Comparar